martes, 25 de octubre de 2016


Mujeres: La ruta que no vemos from Médicos Sin Fronteras on Vimeo.

lunes, 1 de agosto de 2016

Intolerable abandono de menores en Melilla. Intolerables actuaciones para su "control"

Redada esta noche en las escolleras del puerto de Melilla.
Estado en que ha quedado un niño de 9 años. Ha pasado la noche en el centro pero no parece ni que le hayan hecho una cura. Según relata le pegó la GC. Hemos visto a varios menores con heridas que hacen relatos parecidos.
Estas no son maneras ¡Más exclusión!
Los niños están volviendo a la escollera desde primeras horas de la mañana.
Así es el sistema de protección de menores.

Riski en Melilla from Asociación Pro.De.In. Melilla on Vimeo.

sábado, 23 de abril de 2016

El calvario de Abdelatif

http://blogs.elpais.com/migrados/2016/04/la-historia-de-abdelatif.html



En este vídeo, Abdelatif relata el calvario por el que ha pasado desde su llegada a España, pero se deja muchas cosas en el tintero...


Abdelatif es un marroquí nacido en Alhucemas hace unos 40 años. Lleva uno y medio en Melilla. Es como un padre para los chavales que sobreviven en el exterior del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de la ciudad, tanto que a su chabola la llaman La casa del Pueblo y es el lugar de encuentro de muchos de ellos.

Durante cerca de 15 años ha trabajado en España sin contrato y sin papeles pero lo expulsaron tras denunciar a su empresario (policía de alto rango). Este viernes, por si no fuera sufciente, ha sido detenido en las afueras del CETI de Melilla por unos agentes de la Policía Nacional. No ha trascendido la razón de su detención.


Abdelatif pretende que "se haga justicia" con él, ¿Justicia? ¿En España? Con esa barba, esas gafas, su edad... Es difícil empezar una campaña mediática de ayuda para que recupere su situación anterior ¡No da la imagen!... Y eso es muy importante hoy dadas las circunstancias. Abdelatif es una de esas personas buenas que no dan imagen. Este vídeo es para darlo a conocer, para que sea una persona y no un número más, o ni tan siquiera un número. Ahora está detenido, pero saldrá y necesitará ayuda. O más que ayuda, simplemente que se le considere una persona más, una persona normal y corriente que merece las mismas oportunidades que el resto.

miércoles, 20 de abril de 2016

Redada de Menores no acompañados en Melilla.

Los menores no acompañados que intentan sobrevivir en las calles de Melilla tras pasar la frontera, y los que escapan del centro de menores, intentan con carácter general marchar de la ciudad en un Ferry.
Lo hacen porque desconfían absolutamente de un sistema de protección que los considera "enemigos" o por lo menos "molestos"
El "Sistema" les persigue también en la calle. Los niños sufren un continuo acoso policial y criminalización por parte de los responsables políticos,determinados medios de comunicación y bandas ciudadanas.
Como se puede ver en el vídeo: las patadas, porrazos, tirones de pelo... forman parte del procedimiento de limpieza de menores de las calles de la ciudad


miércoles, 6 de abril de 2016

Ouafae y Mohamed entran en el CETI de Melilla por orden judicial.



Un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Madrid ha ordenado que la Administración permita, de forma inmediata, el ingreso de Ouafae y Mohamed en el CETI de Melilla.

Desde hace un par de horas ya han abandonado la tienda de campaña en la que se ha visto obligados a vivir durante meses y han ingresado en el centro.

Las fotos son de esta misma tarde tras el ingreso y el registro en el mismo.

¡Felicidades!




06-04-2016

domingo, 20 de marzo de 2016

¡Tantos años para nada!





Los niños de Naziha y Mohamed han ingresado en el centro asistencial de Melilla. Ha sido a petición de los padres, no se los han retirado. No es la mejor solución a la situación que tenía la familia, pero es la mejor opción que se ofrece por estas tierras. Es un parche a la cuestión que solo se va a solucionar el día que los menores estén escolarizados y documentados... ¡Qué cosa tan difícil en un país donde la escolarización es obligatoria...! ¡Qué difícil es ser persona donde has nacido...! ¡Qué difícil es ser persona donde respiras, trabajas, quieres, duermes, vives...!
Pronto Naziha y Mohamed tendrán una nueva vivienda pero no serán una familia viable hasta que se regularice su situación documental.

Ni Melilla será una ciudad víable hasta que la administración normalice las relaciones con sus ciudadanos.
Naziha tiene solicitado un permiso de residencia por arraigo.

¡¡ Le debe ser concedido.!!

------------------------


Naziha y su marido, sus hijos, siguen en la calle. Nuestro Estado de Derecho está absolutamente paralizado, estamos al borde de un estado hipócrita o "fallido".



Se ha recurrido a casi todas las instituciones que tenían que haber tomado decisiones inmediatas para que al menos los pequeños no tuvieran que pasar por esta situación y no ha habido respuesta.
Hoy el padre ha denunciado a Bienestar Social en el Juzgado de Guardia por no cumplir sus obligaciones de proteger menores que están ya "algo más que en situación de riesgo"
Este pais se va a la mierda.

------------------------

22-03-2016 Melilla:



Naziha y su familia sigue en la calle. El Consejero de Bienestar Social de Melilla les amenaza hoy en la "prensa oficial local" pidiendo al Delegado del Gobierno que les expulse de Melilla. Mohamed, el padre, le recuerda al Consejero (militar) que su padre era practicante militar español y que estuvo muchos años en las guerras de Marruecos curando heridos españoles. Mohamed vivió durante mucho tiempo en cuarteles con su padre pero durante la regularización después del movimiento del 1986 solicitó la nacionalidad y no se la dieron ¡No la volvió a pedir!
Ayer se presentó ante la fiscalía una solicitud de protección para sus hijos que seguramente no ha sido atendida por la firme oposición de esos franquistas anacrónicos, rara espacie endémica de la ciudad, con gran poder local.
Naziha dice que va a seguir luchando por sus hijos y Mohamed también ¡porque no tienen otro sitio donde estar! ¡porque son de aquí! aunque nunca lo hayan querido reconocer desde las instituciones españolas.



21-03-2016 Melilla:

Otra noche a la intemperie y un día de lluvia bajo un paraguas en la plaza de España de Melilla.

Las horas, desde luego, no han pasado muertas: Por la mañana el padre compareció en la Fiscalía de Melilla para comunicar la situación de los hijos y pidiendo protección para los peques, protección que hoy no ha llegado. Se ha hecho un apud acta para que un abogado represente al padre en un contencioso por violación de Derechos Fundamentales. Se ha dado una rueda de prensa en la Plaza de España...

Nuevos voluntarios se han sumado a su causa y han estado acompañados por 10 familias que también han perdido sus viviendas por los terremotos y a los que Bienestar Social ha informado que el día 30 deberán abandonar los refugios que les buscó ¡Se quedan también en la calle! A pesar de los 11,9 millones de euros que el gobierno de la ciudad ha recibido como ayuda para estos asuntos.

Lamentable la foto que cuelgo aquí:


Bajo la cobertura de una bandera española, en la plaza de España de Melilla (la plaza más española de España) vemos a una señora que solo recibe atención de voluntarios, unos niños que están en la calle y que no están ni escolarizados. Una familia completa que llevan 8 años aquí (el que menos) trabajando en régimen de explotación, viviendo en una casa declarada oficialmente en ruinas. Todo con la esperanza de poder criar a sus hijos con unas expectativas mínimas de futuro... ¡Tanto tiempo y esfuerzo para nada!

Y encima, sobre la cabeza de Naziha ondea un trapo, símbolo de una identidad que nos diferenciaba de otros tiempos y otros lugares... ¡Pero hoy parece otra vez un trapo! ¡nada más que eso!
--------------------------

19-03-2016 Melilla:

Se ha puesto de manifiesto la solidaridad de los ciudadanos de Melilla, tenemos cubiertas las necesidades más primarias de una familia que está en la calle. Han habido pequeñas donaciones de dinero, comidas, alguna manta, desayuno gratis para todos, ofertas de cobijo en casas particulares... ¡Ahora Falta justicia! Falta el ejercicio de empatía de lo público con los ciudadanos, de esos que manipulan la Ley para impedir Derechos tan claros y manífiestos como los de esta familia que lleva 8 años, el que menos, en la ciudad.




Falta que los antisistema del Estado de Derecho sientan la mordedura de los ciudadanos y que podamos ser protagonistas de nuestra vida.
Los próximos días pondremos a prueba los resortes que garantizan la protección de los derechos que reconoce nuestra legislación en materia de menores, vivienda, familia...¡veremos!
------------------------------------
18-03-2016 Melilla:
Las reacciones hoy han sido nulas. Se han visitado a los grupos políticos y no ha habido ninguna respuesta, salvo Podemos, que van a moverse lo que puedan.
A nivel institucional, lo mismo... Si no tienes papeles: Puedes limpiar cacas toda tu vida pero no esperes más.
Los hijos de Naziha no están escolarizados y de mayores tendrán que limpiar cacas también.
Esta noche no va a ser más caliente, hace frío, están otra vez junto al edificio de la Policía Local para protegerse de posibles agresiones.
Dos niños pasarán la noche en la casa de una familia que se ha ofrecido porque estaban con bronquitis.
Se está creando una red de familias de atención para necesidades básicas como duchas y cobijo a los
que caígan enfermos.




Mañana todos nuestros políticos cogerán vacaciones, otros se mostrarán en las procesiones, muy beatos ellos. Otros rezarán en mezquitas, sinagogas e iglesias dando un ejemplo oficial de interculturalidad, interreligiosidad y no se cuantas falacias más.
¡Pero si hay Dios estará con Naziha y su familia, en la acera de la Policía Local!
---------------------------------
17-03-2016 Melilla:
Hace una noche muy fria.
Naziha y su familia duermen en la puerta de la Policía Local de Melilla. Bienestar Social ha dictaminado que no les asistan porque ""no tienen papeles"... Algunos policías locales están jodidos por no poder hacer nada (hay que hacer honor a la verdad).





Los dos más pequeñines tienen bronquitis y los otros cuatro la va a coger.
A los políticos locales... ¡Les da igual!... ¡son marroquíes sin papeles! solo valen para limpiar nuestras cacas, hacer contrabando y poco más...
Mañana veremos las reacciones...
----------------------------------
Naziha y su familia compuesta por su marido y seis niñ@s va a sonar... ¡y mucho! durante los próximos días.



La familia lleva 8 años en Melilla, él trabajando en hostelería y ella en el servicio doméstico. La mayoría de las veces sin contrato ni casi sueldo.
En el més de marzo, la Ciudad Autónoma, declaró la vivienda que habitan en ruinas y cerró el edificio realojando a todos los inquilinos en otros lugares excepto a Naziha y su familia porque no tenían residencia... ¡Tras ocho años no tenían residencia...! y no les tocaba nada.
Naziha y su familia nunca llegaron a marcharse del edificio porque no tenían otro sitio donde vivir. La propiedad, burlando la declaración de ruina, volvió a alquilar el edificio, sin contrato ¡claro!, sin declarar ¡claro! y se hacinan en el decenas de familias que corren el grave riesgo de ser aplastadas cualquier día... ¡Pero son gente sin papeles... que ya se sabe...!
Hoy Naziha se ha marchado porque el lunes va a ser desahuciada por la propiedad... de una casa en ruinas...
Ahora están en la acera de la Policía Local porque Bienestar Social no les ha ayudado a pagar un alquiler "porque no tienen papeles"... ¡Tantos años para nada! La Policía Local dice que no pueden hacer nada... Están ahora en la acera, frente a la puerta, en la calle, para estar más seguros de que ninguno de esos recién creados "escuadrones de la muerte"... que persiguen a niños marroquíes... les puedan hacer algo a sus hijos.
¡Tantos años para nada!



viernes, 4 de marzo de 2016

Y allí están los muy inconscientes ¡Haciéndose carantoñas y viviendo en una tienda de campaña!...


Mohamed y Ouafe son una joven pareja que se ha instalado en una tienda de campaña en las afueras del CETI de Melilla. Pertenecen a ese colectivo cada vez más numeroso de personas, que por razones muy justificadas, han tenido que desplazarse de su país y desde entonces no han encontrado un lugar que les acoja, un lugar en el que asentarse.


Mohamed es de Tartús, es sirio y Ouafe es de Rabat, es marroquí.

Pasan el día dando paseos junto al CETI, cogidos de la mano casi siempre y haciéndose carantoñas el uno al otro, ajenos a que son ellos los que  tienen en jaque a las fronteras de Europa, la movilidad en el espacio Schengen, ellos son los que han provocado acuerdos anti natura entre las democracias del norte y las dictaduras del sur. Han cambiado políticas nacionales y políticas globales, están defenestrando a líderes políticos a los que ni la recesión económica hizo estornudar, han avergonzado a los hipócritas, han puesto en cuestión la aplicación de las normas internacionales de Asilo y DDHH en la zona paradigma de los mismos: La UE…  y hasta han conseguido que la OTAN desplace barcos en el Mediterráneo.

Y allí están los muy inconscientes… ¡Haciéndose carantoñas y viviendo en una tienda de campaña!... Haciendo apología de lo humano y mostrando su dignidad con una irreverencia absoluta ¡Dinamitando el sistema!

Mohamed tiene varias edades, como corresponde a ese colectivo de millones de personas que no tienen sitio en este mundo, en su pasaporte es menor de edad pero realmente tiene 19 años. Su familia decidió marcharse de Siria cuando los bombardeos destrozaron el pequeño restaurante que regentaban. En total eran 8 miembros que tuvieron que hacer un largo recorrido durante varios meses: Líbano, Argelia, Túnez, Argelia otra vez, Marruecos… Lograron entrar a Melilla el pasado mes de octubre.

Mohamed fue el último de la familia en pasar la frontera de Beni Enzar. En Marruecos solo les quedaba dinero para pagar a las mafias parapoliciales marroquíes el paso de tres personas. Los demás tuvieron que pasar a las bravas pagando con: arrestos, detenciones y golpes. A Mohamed se le transforma la cara cuando cuenta que un día lo metieron en un calabozo junto a otros tres sirios y una mujer, con ellos entraron también cinco policías que no pararon de golpearles durante un buen rato. Todos intentaban proteger a la mujer pero… ¡Entonces les pegaban más!

Sin cambiar la expresión seria de su cara sigue relatando que todos los problemas empezaron cuando se les acabó el dinero. Habla de mujeres y niños que estaban en la calle sin agua ni comida, esperando poder colarse algún día en Melilla, cierra los ojos y baja la cabeza haciendo gestos de reproche y rabia.

A su lado Ouafe le coge la mano y nos dice que conoció a  Mohamed en Rabat.

Ouafe estudiaba en la universidad para ser profesora de inglés pero su familia apañó su boda con un hombre mayor. Entonces se unió a Mohamed y su familia y se puso en camino con ellos hacia la frontera de Melilla.

Ouafe fue la primera en pasar la frontera, lo consiguió en el segundo intento sin gran dificultad al ser marroquí y  al llegar al lado español pidió asilo.

En Noviembre la familia de Mohamed fue autorizada a salir de Melilla ¡pero no Ouafe! Mohamed no quería irse, quería quedarse con ella pero le obligaron a irse porque según su pasaporte era menor de edad y debía marchar con la familia. Ouafe quedó entonces sola, interna en el CETI esperando la resolución de su solicitud de asilo hasta que a principios de febrero recibió la notificación negándoselo y fue expulsada del CETI, quedando en la calle.

Mohamed cogió inmediatamente un autobús en Bruselas y recorriendo media Europa, volvió a Melilla para reunirse con ella… 



Y allí están los muy inconscientes ¡Haciéndose carantoñas y viviendo en una tienda de campaña!... Haciendo apología de lo humano y mostrando su dignidad con una irreverencia absoluta ¡Dinamitando el sistema! ¡Invencibles!


domingo, 24 de enero de 2016

Aquella maldita valla acabó con todo, absolutamente todo…

Para Mamadou el día 21 de noviembre del 2015 tuvo, y tendrá, un significado muy especial. Mamadou Nació en Bamako en el año 1.995 y durante 20 años luchó y se preparó para afrontar el resto de su vida con la mayor fuerza posible, lo mejor preparado posible, para tener las mejores oportunidades posibles ¡Como cualquiera!

En marzo del 2012, una madrugada, vio como las calles de Bamako se llenaban de soldados. De pronto la violencia lo inundó todo y durante los años siguientes militares y grupos terroristas campeaban por las calles . Las oportunidades no habían llegado y no se veían tampoco en el horizonte así que una mañana decidió buscarlas en otro lugar, y se puso a caminar dirección norte.


Y el 21 de noviembre de 2015, a pocos metros de la valla de Melilla, todo cambió. Estaba seguro de que detrás de la valla estaban las oportunidades que tanto llevaba buscando. Aquel monstruo de hierro y cuchillas tenía que guardar algo bueno detrás… Pero también sabía que no sería fácil pasarlo, aunque con 20 años estaba preparado, era el momento y además no había vuelta atrás.

Horas después “un accidente” le destrozó el cuerpo, la memoria, la razón, la vista… ¡todo!... De sus 20 años de lucha no quedaba nada, ni rastro. Y empezó de nuevo… Nadie apostaba porque algún día se levantaría de la cama, o que podría hablar.

El día 20 de Enero Mamadou es dado de alta del Hospital Comarcal de Melilla. En el parte médico dice que necesita atenciones continuas porque todavía no es capaz de valerse por si solo en casi ningún aspecto de la vida cotidiana, además necesita cuidados médicos, rehabilitación.


Incomprensiblemente del Hospital es trasladado al CETI de Melilla y se le cobija en la enfermería del centro, así pasará el día acompañado por enfermeros pero por la noche quedará encerrado bajo llave, porque durante la noche no hay nadie prestando servicios sanitarios en el CETI de Melilla.


El CETI es un centro donde se hacinan hasta 2000 refugiados e inmigrantes esperando su salida de Melilla. El centro ha sido calificado por un amplio abanico de organizaciones sociales e instituciones internacionales como absolutamente inapropiado para albergar en el a refugiados y menores… ¿Cómo pueden trasladar entonces a Mamadou a semejante sitio? ¿Qué rehabilitación y atenciones puede recibir en el CETI? ¿Cuanto tiempo se le puede retener en semejante estado: semanas, meses…años?


El Ministerio de Trabajo, el mismo que gestiona el CETI de Melilla, dispone de centros especializados para el tratamiento de personas con las limitaciones que sufre actualmente Mamadou y para su tratamiento y recuperación ¿Cuál es la razón entonces por la cual no ha sido trasladado a uno de esos centros?

PUBLICACIONES:









miércoles, 20 de enero de 2016

¡Por fin sabemos que pasa con los menores en Melilla!




La Ciudad Autónoma se pasa la vida investigando las razones "incomprensibles" por las cuales los menores prefieren estar en la calle que bajo su tutela.

¡A otras Instituciones les basta una inspección para darse cuenta de las razones!

Yo creo que está claro! ¿no?























domingo, 17 de enero de 2016

"YUNWA" Traducción al castellano: "EL HAMBRE"


Hausa” es el idioma que hablan unos 40 millones de personas en la zona del Sahel.

Yunwa” es un sustantivo de dicho idioma cuya traducción literal es: “hambre”.


A pesar de la traducción literal: “Yunwa” “el hambre” tal y como la conocemos en Europa, el concepto que tenemos de ella, y su sentir, poco tiene que ver con la gravedad, consecuencias y extensión con las que Yunwa se señorea por todo el Sahel y otras zonas extensas del planeta.

Mi primer contacto con “Yunwa” fue en un hospital en el norte de Burkina Faso. Nos presentó una señora de la etnia Peul de nombre Hawe, de 31 años aunque que parecía tener muchos más. Envuelta en una tela del mil colores, extremadamente delgada, elegante, y transmitiendo una dignidad infinita se apretaba el pecho con fuerza para sacar una gota de leche con la que alimentar a su hijita que mantenía en brazos ¡Una gota de leche imposible!

Hawe me miraba fijamente a los ojos con desesperación y resignación al mismo tiempo. Intentaba hacerme entender apretujándose el pecho, lo que era evidente: “Yunwa” les había pillado a ella y a su niñita… ¡y allí estaban las dos!... Absolutamente frágiles, absolutamente tristes, casi sin fuerzas para seguir buscando esa gota de leche ¡Sin esperanzas!

Afortunadamente para ambas, la dirección del hospital nos informó que desde que se abrió el centro especial de recuperación que gestiona Médicos del Mundo la mortalidad que provoca Yunwa ha descendido del 17% al 3% de los ingresos hospitalarios. La mayoría de las muertes se producen entre las 24 a 48 horas siguientes al alta en el hospital y en casos prácticamente irreversibles donde a la desnutrición grave viene acompañada de otras complicaciones: Diarreas, malaria, VIH… también en estado avanzado.

 Hawe y su hija ya habían pasado esas horas críticas y su estado seguía una evolución favorable pero Hawe no dejaba de pensar en lo que le dijo el curandero  de su aldea “debería tomar unas infusiones de hierbas porque alguien le había hecho mal de ojo a la niña y por eso estaba malita” pero la niña no mejoraba con las hierbas y por eso estaba en el hospital pero…


Es la época de lluvias y en estos meses Yunwa se crece y muestra toda su crueldad. Casi toda la población del Sahel vive de la agricultura y es el momento de cultivar la tierra, por eso muchos pequeños que estaban en tratamiento se han ido ¡no están! Las mujeres se han marchado para garantizar la supervivencia del resto de la familia cuando llegue la estación seca. Hay que obtener una cosecha más o menos suficiente de: sorgo, mijo, maíz o cacahuetes, dependerá de la climatología pero que no llega casi nunca para comer todo el año ¿Pero qué otra cosa pueden hacer? Y aunque fuera una buena cosecha: El sorgo, el mijo,  el maíz o los cacahuetes ¿podrán cubrir todas las necesidades nutricionales de la familia doce meses?

 ¿Pero que otra cosa pueden hacer?

 En octubre volverán al hospital porque la cosecha no se ha recolectado todavía y la despensa del año pasado ya se acabó hace tiempo.  Las madres casi no han comido para que puedan comer, un poco al menos, el resto de la familia… pero si las madres no comen no dan leche para los pequeños, ya de por sí desnutridos... En octubre la situación de los pequeños será  crítica.

La desnutrición en el Sahel es un fenómeno multifactorial, como en todos los lugares donde se da. La situación de pobreza extrema es la base de todo, la no existencia de nada que comer es una realidad cada día, una forma de vivir. En una región donde el cambio climático está haciendo estragos las cosechas son cada vez más escasas, la agricultura no es una prioridad para el gobierno, el sistema de salud es débil, las grandes corporaciones mineras de las potencias extranjeras expolian hasta el último gramo de oro y uranio, la especulación de las grandes corporaciones que controlan los alimentos de primera necesidad no tiene límites…

¿Qué puede hacer ante esto una mujer Peul? ¿Dos mujeres Peul? ¿todas las mujeres Peul?¿ Todos los hombres, mujeres y niños Peul?


Es difícil contener la indignación que uno siente al ver como Yunwa se señorea al pié de grandes minas de oro gestionadas por multinacionales de una determinada nacionalidad, que pertenecen a una corporación de otra nacionalidad distinta, que tienen su sede en un tercer país….

Es difícil contener la indignación cuando buscamos la obra social que realizan dichas empresas y encontramos que fomentan la construcción de instalaciones deportivas en los países ricos del norte en los que están registradas.

Y allí estaba Fátima, la abuela de Tamini, de 8 meses nada más. Y también habían dos enfermeras sentadas, como trabajando en una mesa.

Fatima estaba de pié, al lado de Tamini, y Tamini estaba totalmente envuelta en una de esas bonitas telas de colores porque acababa de morir,  todavía no hacía una hora que había ingresado en el hospital. La abuela miraba a las enfermeras sin decir nada, esperando que hicieran algo más de lo que habían hecho ya ¡o que le dijeran que solo estaba durmiendo! Las enfermeras hacían como si estuvieran concentradas en algo encima de la mesa: impotentes, tristes, tragando saliva, incapaces de dar una respuesta a la abuela ¡Yunwa había ganado otra vez!


Tamini, envuelta en su tela, con toda su dignidad. ¡Todas con toda su dignidad! Nadie dijo nada, no hacía falta decir nada.

Después de media hora la abuela solo llegaba a balbucear en francés: “tres días nada más”… Tres días desde que Tamini se puso malita hasta que llegó al hospital.

¡Tenía que pasar! las estadísticas lo decían. Tamini forma parte de ese tributo del 3% de niños que mueren normalmente antes de 48 horas tras ser ingresados. Es el inevitable impuesto que hay que pagar a Yunwa, el coste del expolio, de la especulación alimentaria, de la inacción de todos.